Encontrar villancicos latinoamericanos  | Juan Maria Solare
Encontrar villancicos
Encontrar villancicos latinoamericanos  | Juan Maria Solare
[main] [agenda] [biography] [works] [recordings & CDs] [audio] [fotos] [videos] [pedagogy] [ensembles] [journal] [interviews] [articles] [partners-links] [press] [organisers] [Piano Festival]
[Radio Tango Nuevo] [contact-credits]
Juan María Solare composer & pianist
Juan Maria Solare - composer and pianist. Foto: Lea Dietrich
Copyright © Juan María Solare 2015, all rights reserved
Encontrar villancicos latinoamericanos  | Juan Maria Solare | Juan Maria Solare

Encontrar villancicos



por Juan María Solare

Ayer toqué en un hogar de ancianos -junto con la flautista Ángela Buitrago- un brevísimo concierto con canciones navideñas, organizado a último momento. ¿Por qué no? No es obligatorio limitarse a tocar tangos o Stockhausen, y los muchachos se alegraron.

Pero es del repertorio de lo que quiero hablar. Como es un hogar de ancianos en Alemania, cae de su peso incluir canciones navideñas locales, que muchos recordarán de su infancia (y que de hecho cantaron durante el conciertito). Luego, no viene mal incluir un par de éxitos navideños de la época de Bing Crosby (el "ñaupa" del norte). Y como soy argentino y la flautista colombiana, pues toquemos varios villancicos latinoamericanos. Además, ésta será una música que muy pocos conocerán si nosotros no la aportamos.

Acelerando el trámite: es increíble lo difícil que es hallar partituras de villancicos latinoamericanos en internet, pero la facilidad con la que se encuentran portales dedicados exclusivamente a las canciones navideñas germanas. Sí hay, y en gran cantidad -y a veces con calidad- grabaciones, textos, videos. Puedo ponerme a transcribir algunas melodías a partir de la grabación y de mi memoria, pero seamos realistas: ¿cuántas horas le voy a poder dedicar a ésta que no es mi actividad central (tocar villancicos)? Mientras que los alemanes me ofrecen todo al alcance: la partitura terminada, con melodía y acordes, a veces incluso en diversas tonalidades, todo listo para imprimir y comenzar a ensayar sin dilaciones (en una época del año en la cual nunca hay tiempo de más).

Otro tanto, según he visto, ocurre con las canciones de Navidad estadounidenses.

Ya casi estoy oyendo iracundos comentarios: "por supuesto que existen portales de villancicos latinoamericanos, es cuestión de buscar más". Responderé: seguramente, pero en el mismo lapso en que encuentro uno de estos sitios, voy a encontrar diez de los alemanes. Y como esta situación no es nueva sino que lleva décadas (bien antes de internet), en consecuencia los "villancicos" alemanes se cantan masivamente en América Latina (con texto adaptado) pero a la inversa no ocurre. "El Abeto" ("Qué verdes son...") es "O Tannenbaum", una canción popular alemana del siglo XVIII.

Ahora peor aún: imagínense un músico de un tercer país, alguien que no tiene particular interés en dar a conocer la música navideña de su patria. Uno -el repertorio alemán- servido en bandeja; el otro requiere investigación, esfuerzo, conocimientos. ¿Qué va a hacer este colega? Como consecuencia: la música alemana de Navidad tiene más presencia mundial, y no porque sus melodías sean siempre mejores, sino porque las muestran. No imponen su música por la fuerza: la ponen a disposición de quienes ya están interesados. Apartan las piedras del camino. Y nosotros apenas lo hacemos.

Hagan el experimento. Intenten encontrar la partitura de, por ejemplo, "Huachi torito". Y digo la partitura, no una grabación, no un video, no una transcripción a notas (do re mi, mi mi fa fa mi, etc., que es una ayuda sólo si ya se conoce el ritmo). Ahora busquen "O Tannenbaum". En el primer caso tuve que rastrear con lupa, al estilo Sherlock Holmes; en el segundo no busqué, encontré.

Al preparar el conciertito que les comentaba, me puse y transcribí varios villancicos, porque al final del partido soy no un nacionalista pero sí un nacional (mal que les pese a los profesionales del patriotismo según los cuales sólo sos argentino si no te alejás demasiado del Obelisco). Pero no es a lo personal a lo que apunto, sino a lo difícil que le estamos poniendo a los músicos extranjeros el que puedan tocar nuestra música. A todo nivel, porque estos villancicos son sólo la punta de un témpano.

Feliz Navidad.

Juan María Solare
Bremen, Alemania, 19 de diciembre de 2014
Villancicos latinoamericanos
canciones navideñas
"Like" (recomiende)
este artículo
en Facebook
"Like" al autor en Facebook
Levantar este texto
y copiarlo en otro lugar
atrae
pésimo karma.

Compartir este link
atrae
excelente karma.

Descargar este texto
como PDF (botón azulcito) y reenviarlo
es un aceptable regalo navideño
Encontrar villancicos